Cuatro detalles que una novia debe llevar en su gran día

La moda nupcial cambia constantemente. Cada temporada vemos como los estilos de vestidos, velos, zapatos y complementos para novia son siempre diferentes. Sin embargo, aún permanecen ciertas tradiciones que, aunque no sabemos de dónde provienen, seguimos llevándolas a cabo. Nos referimos a lo nuevo, viejo, prestado y azul que una novia porta consigo el día de su boda. Este tipo de tradiciones se remontan a tiempos como la antigua Roma y la Edad Media, llevándolas a cabo hasta hoy.

Algo nuevo

El que la novia llegue algo nuevo es símbolo de esa nueva vida que va emprender junto a su pareja. Ya sea el vestido, los zapatos, el velo o algún tipo de complemento, estrenar algo ese día atrae buenos augurios.

Algo viejo

Lo viejo que la acompañará en este día tan especial también tiene su significado. Hace referencia a que aunque comienza una nueva vida, no deja atrás ni a su familia, ni a sus amistades. Lo viejo ha de ser regalado por un familiar y ese objeto debe tener una historia. Por lo general, suele ser algún tipo de complemento perteneciente a la madre o abuela de la futura esposa.

Algo prestado

Lo prestado simboliza la unión entre la persona que lo recibe y la persona que lo presta. Si bien antes el préstamo de ese objeto era cedido por algún familiar, ahora es común que lo preste una amistad especial. Tanto este objeto, como el anterior, no tienen por qué ser algo que esté a la vista. Pueden ser detalles que la novia lleve incluso bajo el vestido.

Algo azul

El azul es un símbolo de pureza y fidelidad. Es por ello que las novias llevan un detalle de este color como muestra de sus sentimientos e intenciones respecto a su matrimonio. Muchas de ellas dan ese toque de color en algún complemento, la ropa interior o la empuñadura del ramo.

Seguro que lo viejo y lo prestado lo tienes bajo control. Cristina Mañes puede ayudarte con lo azul y, sobre todo, con tu vestido de novia para que luzcas radiante en ese día tan especial como es el de tu boda.